domingo, 25 de marzo de 2012

The Walking Dead y la psicología de sus personajes: Shane


Hace ya un tiempo, cerca del año y medio, que comenzó a emitirse una de las series que más está dando que hablar últimamente y que se ha encumbrado hasta las posiciones más altas en mi escala de maestría: The Walking Dead.

Como viene siendo costumbre, una plaga de zombies a nivel mundial ha causado estragos en la humanidad de tal manera que las esperanzas de supervivencia son muy escasas y, por si fuera poco, no se sabe nada acerca del origen del virus, cómo se propaga o si existe algún tipo de remedio.

Esta es la situación de partida en nuestra historia, y hasta aquí parece guardar mucho parecido con otras películas/series/cómics/videojuegos/libros del género, pero nada más lejos de la realidad, ya que The Walking Dead ha supuesto una verdadera revolución en el mundo de lo no muerto, puesto que por vez primera se apuesta por dar más protagonismo a las relaciones entre los personajes y su complejidad que a la sangre y al gore fácil en el que muchos guionistas y directores suelen caer en este tipo de ocasiones.

La psicología de unos personajes que a lo largo del tiempo irán evolucionando para bien o para mal, constituye el tema central de esta serie de capítulos no muy largos (sobre unos tres cuartos de hora) y múltiples lecturas.

Dicho esto, no puedo por menos de recomendar encarecidamente que todo aquel que no la haya visto busque inmediatamente todos los capítulos (y digo TODOS por que una vez que veas el primero, será casi imposible que no quieras ver los demás justo después), se surta de un buen tanque de palomitas y se haya dejado crecer las uñas lo suficiente, porque repito: no estamos ante una serie de zombies al uso, aquí casi podría decirse que lo que menos importa son estos últimos...


Y hasta aquí puedo leer para todo aquel que no haya tenido el placer de disfrutar aún de esta tétrica historia, ya que a continuación voy a intentar hacer un análisis psicológico de los personajes y su situación justo al final de la segunda temporada. De todos modos, dado que me va a llevar mucho tiempo, he pensado que lo mejor será dedicar una entrada a uno o varios de los personajes. En el texto de hoy, analizaré la figura de Shane

AVISO DE SPOILER: Si no has visto la serie, o sólo has visto la primera temporada y no quieres que te destripe prácticamente todo el argumento hasta ahora, no sigas leyendo.

El otrora amigo de Rick Grimes es uno de los personajes que mayor progresión ha tenido en esta segunda parte. En la primera temporada se reveló como el hombre que había cuidado (y otras cosas, ejem) de la familia de nuestro oficial de policía protagonista el tiempo que este pasó en coma. Además, ejerció un papel de pseudo líder del grupo hasta que Rick entró de nuevo en escena, momento a partir del cual ambos empezaron, aunque tímidamente, a disputarse este rol.

Sin embargo, y con las diferentes desavenencias que irán surgiendo de la convivencia, la lucha de poder se irá intensificando de tal modo que Shane comenzará un descenso a los infiernos, obsesionado con ser el mejor a ojos de Lori, la mujer de Rick, y con posicionarse como un posible mejor padre para el hijo de estos últimos, Carl. Esta motivación le llevará a tomar decisiones crudas y sanguinarias, como acabar con la vida de Otis, el hombre de la granja, con tal de salvarse él y así poder llevarle las medicinas al pequeño. Probablemente ese sea el momento clave en el cambio de mentalidad del ex policía, y baste para ello fijarse en el detalle de su también cambio de look, cuando Shane coge la maquinilla de afeitar y se rapa la cabeza mientras mira amenazadoramente al espejo como si fuera un símbolo de su nuevo estandarte: la fuerza por encima de todo, siendo su nuevo credo hacer lo que sea con tal de sobrevivir.

Así, Shane comienza a convertirse más en un obstáculo que en una ayuda para el grupo, criticando continuamente las decisiones de Rick como líder, a un tiempo que hace lo posible para llevarse a Lori y Carl a su lado. Otro de los momentos cumbre en lo que a disputa por el liderazgo se refiere es la apertura del cobertizo de la granja de Hershel, donde un buen montón de zombies permanecían recluídos por este último, que se negaba a matarlos como si fueran animales.

Desde aquí todo irá de mal en peor, llegando a un enfrentamiento directo con Rick cuando se disponían a abandonar a Randall, el chico de la pierna atravesada por la valla. Allí, Shane da rienda suelta a su instinto asesino y, pese a que ambos se zumbarán de lo lindo,no dudará en dejar caer una moto sobre su amigo, así como en arrojarle una pesada herramienta de metal que perfectamente podría haber acabado con la vida de Rick. Sin embargo, la suerte querrá que sea Shane quien acabe encerrado en un autobus con decenas de zombies intentando abrir la puerta del vehículo y a punto de devorarlo, situación ante la cual nuestro protagonista se llega a plantear abandonarle a su suerte ya que, al fin y al cabo, fue él mismo quien creó esa situación.

Aún así, Rick continuará siendo un hombre recto y le salvará, mostrándole luego la única opción posible si quería seguir en el grupo: aceptar su liderazgo y su matrimonio con Lori. Shane no llegará a comulgar con esta forma de gobierno del grupo, y cuando se propone la opción de matar a Randall por ser un peligro para la supervivencia del grupo, se situará como el más firme defensor de acabar con el chico. El punto y final de sus actuaciones llega cuando decide matarle por su cuenta y fingir un ataque por parte de este para despistar a Rick en el bosque y así también acabar con su ex amigo de una vez por todas, lo que le dejaría vía libre para convertirse en el nuevo tirano del grupo, así como en el único en ocupar el corazón de Lori y de Carl.

Lo que Shane no esperaba era que Rick sería mucho más hábil y rápido, y así, cuando se disponía a dispararle en un descampado, encontró finalmente la muerte a manos del protagonista, que se vió forzado a hacerlo en defensa propia y ya totalmente dominado por el sentimiento de protección de su familia.

El papel de Shane en la serie llega a ser controvertido: es el máximo exponente de la supervivencia a cualquier precio, y aunque sus inicios parecían los de un buen hombre, degeneró en la psicopatía y en la búsqueda de su objetivo de manera neurótica. ¿Realmente merece la pena llegar a este punto por encima de todo? ¿Es la amistad un valor sacrificable? Y lo que es aún peor ¿lo es también lo justo y lo correcto? Hay quien dice que Shane eligió conscientemente ese camino, si bien yo me inclino más por pensar que al final ya no era capaz de discernir entre lo justo y lo injusto, pues se encontraba totalmente afectado por su enfrentamiento con Rick y por su abrazo definitivo de la violencia como método de resolución de conflictos.

Esto no quiere decir que, el hecho de estar ofuscado por su propia mentalidad, sea suficiente para exculparle de lo que hizo o hubiera llegado a hacer. Y es que no debemos olvidar que Shane:

a)- Dejó tirado a su mejor amigo en coma en el hospital, y con un apocalipsis zombie de por medio, por si fuera poco.

b)- En menos de un mes desde que sucedió lo anterior, ya había empezado a tener relaciones con la mujer de Rick, que como ya he dicho antes, era su mejor amigo.

c)- Una vez que Rick se unió al grupo, Shane siguió disputándole el rol de padre de Carl hasta el final.

d)- Disparó a sangre fría a Otis para salvarse él (y yo no tengo tan claro que esto fuera necesario), el hombre que le llegó a salvar la vida momentos antes.

e)- Mató sin miramientos a Randall, el chico de la pierna atravesada como parte de un plan.

f)- Ese plan estaba destinado a acabar con Rick en medio de un claro en el bosque.

g)- En la pelea que Rick y Shane tuvieron cuando se disponían a abandonar a su suerte a Randall, el primero consiguió controlar sus ansias de violencia, pero el segundo no, y llegó a arrojarle una gran palanca de metal y a tirarle una moto encima al que era su colega, sin importarle las verdaderas consecuencias que esto hubiera podido provocar.

Todo esto, aparte de utilizar la mentira y la violencia en toda situación, sin pararse a pensar si existía una alternativa, hacen de Shane uno de los personajes más detestables de la serie, en mi opinión, y un elemento de agresividad que ya no era capaza de seguir conviviendo en un grupo, por lo menos no en uno de personas con un cierto grado de racionalidad y humanidad.


El Caballero de Tinta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también te interese

Animales Nocturnos: la fascinación de la venganza

Volvemos a las andadas con una breve reseña cinematográfica de una de las obras que más me ha llamado la atención en las últimas semanas: A...